viernes, 13 de julio de 2007

SAN BASILIO





Este blog quedará un poco anárquico y desordenado, pero... ahora voy a enseñaros la Catedral de S. Basilio.

Como está en la Plaza Roja, seguro que sería mucho mejor que primero pusiera la Plaza Roja, pero... no lo hago así, como este día por la tarde, aprovechamos para entrar y ver la Catedral, pues así lo voy a poner en el Blog.


... bueno, un poquito de la Plaza Roja, la bellísima Torre del Salvador o Spásskaya


Aquí, la foto ha quedado un poquito deslucida por la presencia de unos puntales gigantescos, estaban preparando un escenario ya que faltaban pocos días para la Fiesta Nacional, y en este lugar hacen espectáculos.




El reloj, precioso, y la estrella que corona la torre es muy bonita



Aquí vemos un poco como la Torre Spásskaya está integrada en las murallas del Kremlin













Tres planos generales de la Catedral de S. Basilio, vista desde la Plaza Roja.

Aunque parezca extraño, la Catedral de S. Basilio es renacentista, se construyó entre 1554 a 1561 por los arquitectos Barma y Postnik, y su emplazamiesto está entre las murallas de Kremlin y el río Moscova, en el lugar donde hubo una antigua iglesia de madera. Esta catedral es la más significativa de Moscú, compuesta de nueve pequeñas iglesias unidas entre sí.

Fué mandada construir por el Zar Iván el Terrible, para conmemorar la importante batalla de Kazán, que supuso la derrota de los tártaros y la liberación de Rusia del yugo mongól. Y se dedicó a San Basilio ya que el día de su festividad fué cuando se ganó la batalla.

La capilla central está dedicado al culto de la Virgen de la Intercesión, ya que este día se tomó definitivamente Kazán. El nombre original de la Catedral fué de la Intercesión, pero al construir una nueva capilla sobre la tumba de S. Basilio, construida en 1588, separada de las demás y a la que se accede desde la calle Basilio (Vasilij en ruso), y dado que era un santo muy popular en la Rusia de aquel tiempo, con fama de profético y santo, pues al templo se le ha llamado popularmente desde siempre Catedral de San Basilio.

Cuentan las historia que S. Basilio le profetizó públicamente al Zar Ivan el Terrible que mataría a su primogenito, cosa que así ocurrió cuando en un arranque de cólera le golpeó y al caer se mató. Eso aumentó la fama de santidad de Basilio, y tanmbién la de la enorme crueldad y violencia del Zar, que fué un señor espantoso.

La disposición arquitectónica es sorprendente por la forma y el número de sus cúpulas, que son inusuales por sus formas colores y gusto pictórico. En el centro hay una torre bellísima, que semeja una piña, coronada por una pirámite y rematada con una cupulita dorada de forma de cebolla que sostiene una cruz altísima. Alrededor irradian nueve capillas que poseen otras tantas torres octogonales, con cubierta en forma de piña o de cebolla, todas ellas distintas . Una azotea, a la que se llega por dos elegantísimas escaleras cubiertas une en un cuerpo único las capillas, de las que ocho están dedicadas a los santos que celebraban su advocación los días de victoria de Ivan el Terrible. La novena invoca la entrada de Cristo en Jerusalem y la décima, en la parte norte, es la añadida en 1588 sobre la tumba de S. Basilio

Una de las escaleras cubiertas

Este es el monumento a Minin y Pozarsky, dos héroes moscovitas, un alcalde y un noble, que sublevadon la ciudad de Moscú en 1612 contra los invasores polacos. Es el primer monumento civil que se erigió en la ciudad y se costeó por cuestación popular.

Desde la azotea de S. Basilio, vista de la Plaza Roja, a la izquierda las murallas de Kremlin

Entrada a la Catedral. Desde 1923 es un Museo del Estado Ruso, a pesar de que Stalin intentó derribarla un par de veces. Existen los planos de la ampliación de la Plaza Roja sin la Catedral, al menos en este caso imperó la cordura.

La entrada cuesta para los extranjeros 350 rublos per cápita, y hay que sacar otro bono extra si se desean hacer fotos en el interior, y aún así, hay zonas en las que no se permiten las fotos.

Desde una ventanita interior de la Catedral, vista de la Torre de Constantino, de la muralla del Kremlin.

Desde otra ventana de la Catedral, vista de las murallas de Kremlin con la Torre Beklemishev al fondo derecha. A la izquierda, puente sobre el Moscova, adornado con muchas banderas con los colores nacionales, ya que el día siguiente se celebraba la Fiesta Nacional.

Y desde otra ventana de la Catedral, foto de los tejadillos, metálicos y preciosos, pintados en este tramo de un verde intenso.

2 comentarios:

juan dijo...

Muy bueno el blog! Si quieres generar ingresos por medio de publicidades podés enviarme un mail o agregarme al msn: juanse_bostero_12@hotmail.com

Carmen dijo...

Me haces disfritar con tus viajes como si los hiciera yo misma. Un besito, guapa
Kili